miércoles, febrero 9

La putrefacción o hacer banners como si no hubiera mañana


En ocasiones veo banners.

Cierro los ojos, y ahí están, venga a moverse. Con sus colores desprende-retinas de coche de cani.

Por que no hay campo sin trigo ni hortera sin amarillo.

Esta campaña es amarillo fosforito. Y rosa "furcia". Y verde caja Madrid...

Banners que lo único que generan es ruido y ataques epilépticos en los pobres usuarios que navegan por inten-né.

Banners con fecha de caducidad. Que desde que nacen están condenados a morir.

Banners de obligada anticreatividad.

Banners que venden humo.

Banners que una servidora hace y deshace como el telar de Penélope. O como una autómata. O como una imbécil.

Uno detrás de otro. Como si fueran ristras de chorizo, voy acumulando al peso decenas de banners en swf, gifs...

Me siento una máquina. No una Termomix, si no una Bannermaker.

Qué sopor.. qué aburrimiento MORTAL...

HEELP!!

PD.- Al final mi musa se vino conmigo :) Ahora el que me falta es mi santo :(