lunes, febrero 14

Falling... in Love! ♥


Hoy es San Valentín, o San Calentín, o San Calentón, o San Corte Inglés, o como cada uno quiera llamarlo. Lo venden como el día de los enamorados. El día del amor, de los amantes, bla bla.

Nunca me he preguntado ni me importa por qué se asocia el día de los enamorados a un santo con un nombre tan cursi que rima con rintintín. Y con calcetín. y con serrín.

Lo cierto es que nunca he creído en el santoral y el día que representa cada uno de los días del año. Mi pobre madre, por ejemplo, nació el 17 de enero, que es el día de los burros (en algunas localidades es el día de los animales en general, pero en su pueblo solo de los burros), ya me diréis lo que es vivir en un pueblo con semejante cruz siendo además famosa por su cabezonería... tela.

A riesgo de ser moñas, voy a aprovechar este día para declarar mi amor a un santo. El mío. Creo en él por encima de todas las cosas, y aunque no le rezo, le quiero y le adoro y le compro un loro.
Creo que el destino me lo puso en mi camino para que viviera eso que hacen algunos dibujos animados de estar respirando corazoncitos y poniendo ojos de atontoliná. Sí, ese mismo destino me lo sentó en frente una tarde en la plaza Real de BCN y me dijo, "mira qué majete este chaval... anda con él, chiiica" (léase con voz de arrear vacas)

Como se dice en inglés I'm falling in love... me encanta que sea gerundio, por que es un estado de caída libre continuada, es una mezcla de sensaciones inexplicables, que te deja un sabor en la boca maravilloso. Como a besote de esos que te dejan con la sonrisa de boba para todo el día. De esos.

Ayer el día se cerró con lluvia, pero esta mañana hace un sol maravilloso en un día frío. Tal vez por eso mi humor de lunes haya mutado (solo un poco :P) a humor de jueves. Que no es viernes, pero casi, casi.

Pues eso, que después de tanto tiempo, ¡¡sigo cayendo!! Una maravilla...

Por eso y por mucho más, t'estimo molt!! :)