martes, septiembre 1

Como ir al gimnasio y no morir en el intento

Hoy empiezo en el gimnasio, ese lugar aglutinador de sudor y de botellas de agua (y algun q otro líquido reconstituyente), ese lugar del que renegué hace tiempo, por que señoras y señores, no, igual que no tengo glamour para llevar zapato de tacón, tampoco soy carne de gimnasio. Mas bien de sofá. Pero esta vez va a ser diferente. ¡¡Ha de serlo!! me lo he planteado de otra forma: no voy a ir a sufrir. Pagar por que den tirones no me parece un buen asunto. No. Voy por el pilates y por la piscina. Los centros exclusivos de pilates o yoga se me salen de presupuesto, y la piscina de mi barrio tiene mas lista de espera q el Bulli... Así que, aprovechando las ofertas del comienzo de año (académico, que, aunq ya una no es una chavala con carpeta de tios buenorros y aparato en los piños, para mi sigue siendo el comienzo de un año nuevo... aunq sea el mismo... septiembre para mi huele a retos, a cambios, a forro de libros y a goma de borrar Milán), me he apuntado. Eso sí con la necesaria y grata compañía de mi amiga Ana, sin la que nada de esto tendría sentido ninguno.
Ella tiene voluntad, no como yo. Ella es espartana, si quiere algo, aunque sufra, lo consigue. Debo aprender de eso, ¿todo se pega no? ;-P Ella tirará de mi cuando desfallezca, y cuando el sofá clame mi nombre las tardes de invierno, se que estará ella que me recordará el dinero invertido, y de las bondades del ejercicio...
Ay, que haría yo sin Anita, esa suerte de hermana mayor, aunque paradójicamente es un año menor que yo, siempre me he sentido mas peque, y bastante mas despistada que ella... Es como un talismán, a ella acudo cual oráculo de Delfos a que me de opiniones siempre sabias y meditadas. Ella te mira desde sus ojos verdes y te manda códigos encriptados en cada parpadeo. Ella filtra todo análisis y es la salsa de todas las ensaladas. Va con todo. Con el rosa, con el verde... por que ella es así, es Farala!! :)
En fin, sí. Hoy es el día, y ojo! que estoy dispuestísima a ir!! no me siento nada vaga... cuando lleguemos a casa ya veremos, jijiji, pero NOT!! soy fuerte!!
Si es pilates... me repito una y otra vez. No se suda!! pero como yo soy asi, y la que no tiene glamour, no lo tiene para nada de sus otros aspectos de la vida, tampoco iba yo a tenerlo en el gimnasio... mientras las demas saldrán monísimas, con sus coletas infinitas, sus mejillas secas y sus camisetas perfectas, yo me visualizo sudada como si hubiera alicatado un cuarto de baño en 15 minutos, con la coleta a medio caer, y los cachetes a punto de reventar por alerta de fusión XDDD Los renos somos así de pencos ;-D
Y me repito una y otra vez:
¡¡La fuerza está conmigo!!
¡¡A mi la luz!!
¡¡A mi la paz!!
................
........
...
¡¡AAAANAAA!!